The End

¿Qué hacer cuando se acaban las oportunidades? ¿Qué hacer cuando te das cuenta de que nada ha salido como estaba previsto y que nunca será como soñaste? ¿Y que aunque diste lo mejor de ti, todo tu empeño y ilusiones, al final sólo sale un enorme vacío, un agujero negro de los grandes?

Pues se apaga la luz, se cierra el telón y se acaba la función. Y te vas. No te quedas esperando a la salida a ver si hay suerte, ni compras entradas para el próximo pase. Te vas. 

Aunque como siempre, la teoría es fácil pero la práctica no tanto, y sin querer, tarde o temprano,todos acabamos removiendo los fantasmas del pasado que creíamos tener encerrados en algun cajón del olvido, y rizándoles más el rizo. La pregunta es, ¿por qué? Pues porque confundimos – y yo soy la primera – a estar solteros con estar solos; y eso, el estar ‘solo’ nos provoca un pánico como el que siente un niño pequeño a oscuras. Es decir, tenemos miedo a lo desconocido. A no saber a quién acudir, a quién poder llamar o a saber quién te abrazará siempre al final del día. Porque acostumbrarse a lo bueno es demasiado fácil.. Y sí que siempre hay amigos y familia, obviamente sólo no estás. Pero no es ese tipo de apoyo el que buscas.

Creo que este viaje me irá bien para aprender a estar sola. Supongo que, cuando más se crece a nivel individual es en la soltería, pues aprendes a conocerte… Y que para aprender a querer a otra persona, hay que empezar por quererse a uno mismo.

Eso siempre desde mi punto de vista, claro.

Y a día de hoy me sigo preguntando qué significa estar en una relación para ti.. porque, tristemente, creo que tienes que replantearte lo que significa estar con alguien de verdad. Y digo estar con todas sus letras, no salir o quedar con alguien.. Estar.

Para mi, estar, significa que esa persona puede contar contigo para lo que sea porque tú siempre “estás”. Estar, significa que no cambias de emoción como una veleta cuando sopla el viento, da igual que sea una brisilla o un huracán. Significa ser firme y cumplir. Significa compromiso, esa palabra a la que tanta alergia le tienes por el esfuerzo que implica y que hizo que de todo lo que pudimos haber tenido, no quedase nada. Estar es que puedan depender de ti, pase lo que pase. Es dar lo máximo, que es lo mínimo.

Y si tienes el compromiso de quedarte, también tienes, si se tuercen las cosas, el de saber irte. Todas las monedas tienen dos caras.

Pero tu? Tu eso no lo entiendes. Ni te vas ni te quedas. Cambias de emoción cual veleta y juegas, juegas con unos sentimientos que no son los tuyos. Porque tu no tienes fantasmas ni hostias, bueno eso ultimo sí, y muchas.. Tu sólo piensas en ti y sólo te importas tu y tu momento. Empiezo a pensar que no eres tan bueno como creía, que no eres la persona de la que me enamoré y con la que estuve (porque yo sí se estar). Y sobretodo, que no te deben de haber dicho nunca que con las personas no se juega, o peor aún, los sabes pero te ha dado igual.

Así que, por ultima vez y por mi bien, me voy a repetir que cuando ya nada tiene solución alguna (como la relación que yo quería contigo): se apaga la luz, se cierra el telón y se acaba la función. Y te vas. Te vas porque todo tiene su momento y, amor, hacerse mayor es aprender a dejar que las cosas caigan por sí solas en su lugar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s